viernes, 12 de septiembre de 2008

EL CESE DE ÁLVARO VALVERDE

Vuelvo al blog, tras una temporada de agobio y cansancio, con una noticia que me sorprende negativamente: la destitución de Álvaro Valverde. La política cultural tiene estos despropósitos, sobre todo en estas tierras.

3 comentarios:

PONTOS DE VISTA dijo...

A UNO LE PREOCUPA ESA FACILIDAD QUE EXISTE PARA PRESCINDIR DE GENTE QUE SABE DE QUÉ VAN LAS COSAS. A BUEN SEGURO LUIS LO HARÁ MUY BIEN, PERO EXTREMADURA DEBERÍA SUMAR TALENTO Y NO SUSTITUIR UNOS TALENTOS POR OTROS. LO MÁS JOROBADO DE ESTAS DESTITUCIONES SIN EXPLICACIONES ES QUE ABREN UNA VENTANA DE RUMORES Y COTILLEOS QUE NO HACE BIEN A NADIE, NI SIQUIERA A LOS QUE DESTITUYEN

elena dijo...

¿La sorpresa de su destitución? Los eligen a dedo y los destituyen a dedo ¿Cuál es la sorpresa?

Anónimo dijo...

nooooo sin valverde noooooo