domingo, 22 de mayo de 2011

INTERROGACIONES

--Por supuesto, dedicarte al arte puede llevarte a la depresión más absoluta. Debo decirle que, en algún momento, a mí me sucedió. Cuando alguien se compromete a crear arte como forma de ganarse la vida, se expone a que sus impulsos creativos sean amenazados, mercantilizados e, incluso, pervertidos. Al final, llegas a un punto en el que te resulta muy difícil discernir qué parte de tu voz ha sido corrompida y qué porción permanece auténtica. Yo me lo pregunto constantemente.
De S.P.

martes, 17 de mayo de 2011

LA CASTA

SI ALGUIEN PASA POR AQUÍ, POR FAVOR, NO VOTEN A ESOS POLITICUCHOS ESPAÑOLES. SON UNA MAFIA BIEN ORGANIZADA Y QUIEREN SU VOTO. NO VOTEN POR LO QUE MÁS QUIERAN.